Mision 9: Tradiciones del negocio.
HITMAN

Cuerda de piano, chaleco. Esta es para mí, la fase más bonita de todo el juego. Tenemos que eliminar a un par de tipos y robar una bomba en un hotel abarrotado de policía y clientes... Empezamos desarmados. Entramos en el hotel y si hablamos con un recepcionista o con un botones, nos dirá que nuestro objetivo está en la habitación 202, en el segundo piso. En el ala oeste del hotel se encuentra la cocina. Entramos sin que nos vea el cocinero (cuando éste entre en las cámaras) y cogemos un cuchillo que guardamos antes de salir de la cocina. A partir de ahora no podemos pasar por ningún detector de metales o fastidiaremos la misión. En la parte superior derecha del mapa está la escalera de incendios. Memoriza bien dónde está porque la vamos a usar mucho. Sube a la segunda planta y busca la habitación 202 que está custodiada por un guardaespaldas. Busca un botones que haya por allí y cuando éste entre en una habitación, aprovecha para coger la llave maestra que usa. Con la llave entra en la habitación 201 y vete a la terraza. Verás que de vez en cuando, a la terraza de la 202, contigua a la tuya, sale un guardaespaldas a fumar. Espera que vuelva dentro de la habitación y salta de una terraza a la otra. Saca el cuchillo y espera a que el tipo vuelva a salir. Ahí empieza la acción. Apuñálale intentando que no llegue a disparar su arma. Si lo hace, la misión se acabará ya que los guardias se alarmarán. Una vez lo has eliminado, entra en la habitación. Coge la pistola con silenciador y el cartón para poner en la puerta. Ahora te la juegas... Tienes que abrir la puerta de la habitación y cargarte al guarda que la está vigilando. Puedes usar la pistola silenciada o la cuerda de piano. Eliminar al guardia es fácil. Lo difícil es meter el cadáver en la habitación sin que ningún botones te vea. Una vez que has metido el cadáver en la habitación, pones por fuera el cartel de "No molesten" que has cogido en la mesilla. Ahora ya tienes la habitación asegurada y sin miedo de que ningún botones entre a molestar. Entra en el baño y verás a tu objetivo duchándose. Elimina al blanco con el cuchillo, para no desperdiciar munición de la pistola silenciada. Una vez muerto, ya tienes el objetivo principal cumplido. En la habitación puedes coger una maleta que te servirá para llevar después una bomba. En la mesilla donde has encontrado la pistola, encontrarás varias cartas, la tarjeta del dentista del hotel y la llave de la habitación. Todo eso sirve para sacar información, pero nada más. Puedes bajar a recepción con la llave de la 202 y te dará una carta del florista, compinchado con los terroristas. Si vas donde él, te dará una escopeta camuflada... pero no necesitamos nada de eso... Ahora tenemos que buscar al dentista, que tiene oculta bajo llave la bomba en su consulta. Lo encontraremos en la piscina, el casino o la sauna. Es un tio gordo con bigote y tanga rojo. Hay que controlarle de cerca hasta que entre en la sauna. Para entrar en la sauna tienes que ponerte un bañador que hay en una de las cabinas. El vigilante de los vestuarios te lo dirá. Cuando localices al dentista en la sauna, habla con él y te dirá que tiene que tomar saunas suaves porque le puede dar un ataque al corazón... Pues ya te lo ha dicho todo. Sales de la sauna y hay una manivela con la que aumentar la temperatura de la sauna. Así matas al dentista muy limpiamente. Escondida en la tanga tiene la llave de la consulta. Sales de las piscinas, puedes darte una duchita si quieres, te vistes y con la maleta, subes al último piso. En el centro del hotel hay una azotea que da acceso a varias ventanas. Te asomas hasta que encuentres una ventana abierta que da acceso a una habitación. Es la consulta del dentista. En la habitación hay un guardaespaldas. Acércate silenciosamente y lo eliminas con la cuerda de piano o la pistola con silenciador. Sin dejar la maleta pasa a la otra habitación. Hay un pasillo y verás que un guardaespaldas que está allí para que nadie entre, te da la espalda. No lo elimines. Pasa sigilosamente por detrás de él y no se enterará de nada. Con la llave que has robado al dentista, entra en la habitación de rayos X que tienes enfrente. En su interior está la bomba, que tienes que meter en la maleta. Ahora sólo te falta salir del hotel. Vuelve a la azotea del mismo modo que has venido. Controla el ruido de las puertas para asegurarte que no sales por la ventana cuando haya algún policía allí. Vete hasta la escalera de incendios y baja hasta la planta baja. Vete hasta la cocina y atraviésala para salir al patio que hay en su parte trasera. Desde ahí sales a la calle y acaba la misión. Esta es una forma muy limpia de acabar la misión, pero hay varias más. Otra muy limpia es buscar en el cuarto de la limpieza un uniforme de botones, coger en las piscinas unas toallas y entrar en la habitación 202 vestido de botones para llevarle las toallas. Así puedes entrar hasta el baño donde está la víctima sin que nadie se entere y sin matar a nadie. Pero es muy difícil eliminarle sin que algún ruido avise a los guardaespaldas y la misión quede muy comprometida.